Marzo 28, 2018    

Esta es una iniciativa para celebrar el Día Mundial del Documento Libre (DFD) en la región mesoamericana (México, Guatemala, Costa Rica y Nicaragua). Lo hacemos particularmente para la alianza regional que materializa el proyecto Comunidades Técnicas de Asistencia Mútua o CTAM, desde una perspectiva de pensamiento crítico y acción de diversas organizaciones sociales frente a la dominación que se ejerce contra nuestros pueblos.

Quienes hemos afrontado el desafío que representa una migración colectiva a Sistemas Operativos Libres (normalmente llamados "GNU/Linux"), sabemos que ésta debe contar con condiciones suficientes que permitan a los grupos de trabajo continuar colaborando ámpliamente con otras personas en su entorno, sabemos además que dichas condiciones están determinadas fundamentalmente por la existencia y el respeto a Estándares Abiertos por parte de los diferentes actores tecnológicos que las producen.

Dichos estándares y su implementación concreta (en formatos de archivo, por ejemplo), permiten a las personas, a las organizaciones -en pequeña escala- y a las comunidades locales garantizar márgenes de libertad para optar por una u otra herramienta tecnológica sin detrimento a su capacidad de trabajar juntas. El uso de estándares abiertos y libres de regalías, también garantiza la gestión y preservación de la memoria histórica almacenada en archivos digitales.

Los estándares abiertos ofrecen al público interoperabilidad entre sistemas que debe ser considerada un derecho más de los consumidores/as, (¡y nuestras sociedades son grandes consumidoras!) También permiten plantear de manera realista en nuestros programas de lucha y transformación el horizonte utópico de la participación de nuestros pueblos en la (re)creación de las herramientas e infraestructura -particularmente de cómputo- que usamos cotidianamente.

En la adopción de tecnologías libres de patentes, desarrolladas mediante la cooperación de las comunidades de software y hardware libres, es muy claro que existen diversos impedimentos para ese proceso de transformación: la cultura informática de dependencia instaurada en nuestras sociedades, la ideología del consumo, la presión de diversas instancias de poder (Universidades, Sector empresarial, Financiadoras, la oligarquía que comercializa las tecnologías privativas (áun de manera supuestamente "económica o gratuita"), y hasta el conservadurismo en nuestras propias prácticas como personas usuarias.

Independencia política de clase es también independencia frente a las corporaciones que condicionan, oprimen y explotan en el ámbito digital. Las alternativas están construídas a partir de la resistencia frente a la privatización del conocimiento y las políticas de aseguramiento de clientes.

Celebremos la creatividad que posibilita la colaboración respetuosa entre seres humanos, sin vicios ocultos ni condicionamientos, en esa búsqueda -desde el entorno digital- hay enormes avances en el Formato de Documento Abierto (ODF) para Aplicaciones de Oficina, avances que debemos valorar, procurar, promover en nuestro entorno. Día Mundial del Documento Libre